"Acuarelista lúdico, creador de un universo con seres únicos, rodeado de gatos voladores y sirenas gordas, arlequines músicos y ángeles llenos de color, Mauricio nos sumerge en un mundo fantástico e inocente, haciendo despertar al niño que todos llevamos dentro"